“Rafea: Solar Mama”, de Mona Eldaief y Jehane Noujaim

rafea_poster

Este documental aborda, a través de la experiencia de Rafea, el proyecto Barefoot College, ubicado en la India, en el que un grupo de mujeres de entornos rurales de diferentes países en vías de desarrollo se forman como ingenieras para  llevar la energía solar hasta sus aldeas.

A lo largo del film podemos ver cómo las mujeres, muchas de ellas analfabetas, mientras se esfuerzan en adquirir los conocimientos y las técnicas de esta ingeniería se han de enfrentar, además, al rechazo de sus comunidades, en las que no está bien visto que una mujer desarrolle una formación técnica y profesional.

La protagonista principal, como decimos, es Rafea, una mujer beduina del desierto de Jordan, quien lucha para convencer a su marido y a su comunidad para que le permitan acudir al Barefoot College y regresar con los conocimientos necesarios para colaborar en el desarrollo de su pueblo.

Su historia, su figura, es la de muchas otras mujeres humildes, esforzadas, brillantes y luchadoras que simbolizan la esperanza de un futuro mejor para estos -a menudo ignorados y olvidados- rincones del mundo.

La película completa puede verse en la siguiente pantalla:

El E.T.E. y el Oto, de Manuel Esteba

el_e_t_e_y_el_oto_el_ete_y_el_oto-136794164-largePocas experiencias visuales pueden compararse en bizarría a esta producción española de 1983 protagonizada por los Hermanos Calatrava y dirigida por Manuel Esteba.

El título no deja lugar a dudas: estamos ante una parodia de bajo presupuesto y humor basto de la película más popular de la época (E.T.) y de un género -“de extraterrestres”- que vivía entonces una segunda (o tercera) edad de oro en todo el mundo.

Bueno, de la película hay poco que decir aparte de que es un sinsentido de principio a fin, un epígono de ese tipo de subgénero de serie Z que revisita y adapta libremente filmes de éxito para convertirlos en otra cosa que, a menudo -como en este caso- acaba resultando un producto inclasificable. No hay engaño posible, eso sí. La honestidad con el espectador es máxima: “tú lo has querido, sabes a lo que vienes”.

La cosa resultante, como decimos, es una cinta de sketches de mayor o menor gracia -según cada cuál, que en eso no hay nada escrito- en torno a las correrías protagonizadas por un extraterrestre disfrazado de preservativo al escape, un chaval al que no se le ocurre una cosa buena y, finalmente, unos supuestos científicos en bata que propician un desenlace a la altura del resto del film.

Una candidata muy digna para ser la peor película jamás vista por alguien en la vida.

Es decir, verla puede ser muy divertido, sobre todo acompañad@s y lo podéis hacer aquí:

Los Invasores De Otros Mundos. Objetivo la Tierra (1954), de Sherman A. Rose

target_earth-426483372-mmed

Este film de Sherman A. Rose representa como pocos el arquetipo de película de ciencia-ficción estadounidense de los años 50 en la que se aglutinaban una serie de ingredientes que, en diferentes proporciones, modelaron el auge, vigencia y caída de un género verdaderamente llamativo: el producto de serie B, realizado con muy pocos medios, mucha imaginación argumental y enfocado a un público a la vez fascinado y aterrorizado por los ensayos nucleares, la tensión de la Guerra Fría, la exploración espacial y las consecuentes incógnitas y amenazas que representaban para el imaginario de valores que se gastaba por entonces la clase media americana.

El argumento de Los Invasores De Otros Mundos. Objetivo la Tierra nos descubre a cuatro supervivientes del ataque que unos robots procedentes nada menos que de Venus han lanzado sobre la Tierra. Los sobrevivientes conseguirán contactar con un equipo secreto de científicos y militares que han logrado capturar a uno de los invasores y el descubrimiento de la debilidad de los robots -las ondas sónicas- les proporcionará una oportunidad para resistir.

La película explota el suspense psicológico de los personajes, la amenaza indeterminada, el terror visual de los espacios vacíos apocalípticos para conformar una cinta entretenida en sintonía con otras de su época, como “The mole people“, “La Tierra contra los platillos volantes” o “El ser del planeta X“.

La película puede verse completa pinchando sobre la siguiente pantalla:

 

El viaje de Saïd, de Coke Riobóo

el-viaje-de-said-caratula.jpgEl viaje de Saïd es un cortometraje de animación en plastilina que cuenta la historia de Saïd, un chico marroquí que se lanza al mar en busca de una vida mejor.

Said cruza el Estrecho. Al otro lado, en el país de las oportunidades, descubre que el mundo no es tan bello como le habían contado.

El viaje de Said fue creado en 2006 por Coke Riobóo y ha conseguido desde entonces importantes premios en el mundo cinematográfico. Concretamente el Premio Goya al Mejor Cortometraje de 2006, también el premio en el VII Certamen Internacional de Cortometrajes de Animación del Centro Cultural Ibercaja, La Rioja; y en la Muestra de cortometrajes Vila de Noia.

 

“El enigma de otro mundo” (The Thing), de Christian Nyby y Howard Hawks

the_thing_from_another_world-395223868-large

En 1951 se rueda este filme mítico del que se harían un par de «remakes» años después: una con bastante éxito, el dirigido en 1982 por John Carpenter bajo el título de «La cosa», y otra con bastante menos, el realizado en 2011, por Matthijs van Heijningen Jr, con el mismo título. El Enigma De Otro Mundo [DVD]

La de 1951 fue dirigida por Christian Nyby y por nada menos que Howard Hawks (aunque camuflado bajo una producción ejecutiva muy flexible) y se tradujo al castellano con otro de esos títulos que no guarda mucha relación con el original («El enigma de otro mundo»). Este filme de culto -una etiqueta que, por cierto, nos sirve un poco para todo en este blog- contaba la historia de un visitante hostil procedente de otro planeta que es detectado por un radar situado en el Ártico. Unos científicos-exploradores -o exploradores-científicos- acabarán encontrando una nave alienígena ocupada por un extraterrestre que no se andará con chiquitas y que atacará a los humanos de todas las formas posibles.

La película puede verse completa pulsando sobre la imágen siguiente:

O pinchando sobre el siguiente enlace:

https://archive.org/embed/ElEnigmaDeOtroMundo1951″ width=”640″ height=”480″ frameborder=”0″ webkitallowfullscreen=”true” mozallowfullscreen=”true” allowfullscreen></iframe>

Yo maté a Einstein, caballeros, de Oldrich Lipský

zabil_jsem_einsteina_panove_i_killed_einstein_gentlemen-810185377-large.jpg

Yo maté a Einstein, caballeros es una película checoslovaca firmada por el realizador Oldrich Lipský en 1970.

La cinta parte de una premisa bastante disparatada, la cual marcará el devenir del tono con el que se abordará toda la narración de la trama. Nos encontramos en 1999, después de que un grupo de terroristas haya provocado un incidente nuclear de consecuencias inquietantes: a las mujeres de la Tierra les ha crecido la barba.

Ante esta situación de emergencia mundial surge la brillante idea de neutralizar la tecnología que había hecho esto posible, regresando al pasado -a 1911- con el objetivo de matar a Albert Einstein antes de que este siente las bases de la física moderna y posibilite a través de sus descubrimientos el desarrollo de la tecnología nuclear.

Con semejante planteamiento el espectador puede hacerse una idea de por dónde va a transitar la película, la cual se convierte en una comedia surrealista que satiriza cuestiones como el arquetipo narrativo de los viajes en el tiempo o la paranoia nuclear, y que gracias a la habilidad del director desarrolla más resonancias y mayores ecos de los que en principio podría suponerse a la ligereza de la cinta.

De hecho, la película podría interpretarse como un alegato en contra del progreso científico descontrolado y sus riesgos para la humanidad o, por el contrario, como una burla de los agoreros de la catástrofe tecnológica. En cualquier caso, la película es una marcianada divertida, original y muy reivindicable, y otra muestra de la muy significativa valía artística del cine checoslovaco de la década de los 60 y principios de los 70.

La película puede verse completa y subtitulada al castellano pinchando sobre la siguiente pantalla:

El sonido de la muerte, de J.A. Nieves Conde

sonidodelamuerte

El sonido de la muerte‘ es una de las películas menos conocidas y valoradas del director José Antonio Nieves Conde (1911–2006), una insólita recreación española del esquema y las características de las ‘monster movies’ norteamericanas de los años cincuenta, salpimentada con elementos de ciencia ficción.

Obviamente -atendamos a la época y a las condiciones en las que se encontraba el país- la película contó con muy bajo presupuesto, lo que no le ha impedido convertirse con el tiempo en una cinta de culto que reivindica la creatividad y solvencia del director, una rareza, por cierto, de su producción, siempre mucho más centrada en dramas y comedias.

El sonido de la muerte evoca al popular cine de monstruos de los años 50 y a la literatura pulp producida durante el primer tercio del siglo XX, y se inscribe en la órbita de un tipo de cine de género que reproducía moldes estadounidenses y británicos y que irrumpe en Europa a partir de los años sesenta (básicamente en Italia y España, en menor medida también en Alemania y Francia).

El argumento juega con la premisa del despertar de una entidad de origen desconocido al estilo de la novela de Lovecraft En las montañas de la locura (At the Mountains of Madness, publicada en 1936): un grupo de exploradores se encuentra en la búsqueda de un antiguo tesoro ubicado en una caverna en un lugar indeterminado de las montañas griegas. Por accidente, hallan dos huevos prehistóricos y de uno de ellos surge una criatura invisible que emite un terrible grito.

El rodaje se desarrolló entre el 3 de mayo y el 5 de junio de 1965; el interior de la cueva fue construido en los estudios que el productor americano Samuel Bronston tenía en esos años en la península ibérica, y la remota zona rural de Grecia en la que está ambientada la trama fue recreada en la localidad madrileña de La Cabrera. El título inicialmente previsto, El sonido de hace un millón de años se convirtió más tarde en El sonido prehistórico de la muerte y, finalmente, en El sonido de la muerte. En el mercado internacional la película es conocida con distintos títulos: The prehistoric soundSound from a million years agoSound of death y The sound of horror.

La película completa puede verse a continuación: