Científicas y educadoras : las primeras mujeres en el proceso de construcción de la didáctica de las ciencias en España

cientÍficas-y-educadoras

María Ángeles Delgado Martínez revisa en este trabajo el proceso de construcción de la didáctica de las ciencias en nuestro país incorporando las aportaciones que realizaron las mujeres.

En el libro se estudian las relaciones entre ciencia, género y educación en los orígenes de la España contemporánea, de modo que nos brinda la oportunidad de conocer la contribución de todas aquellas mujeres, maestras y profesoras, cuyo trabajo sirvió para construir la Didáctica de las Ciencias Experimentales en nuestro país durante las primeras décadas del siglo XX.

Un libro muy pertinente para aquellas personas interesadas en la historia de la educación y la ciencia ya que recupera para la memoria colectiva la obra intelectual de un grupo profesional que frecuentemente, por su condición femenina, ha sufrido el desconocimiento, la ocultación y el olvido.

Disponible en la Red de Bibliotecas del CSIC

Anuncios

Éxodos, de Sebastiao Salgado

exodos.jpg

A lo largo de seis años, Salgado retrató a emigrantes en más de 35 países documentando su desplazamiento en plena carretera, los campos de refugiados y los superpoblados barrios de chabolas donde muchos de los recién llegados a las ciudades suelen acabar. Su trabajo incluye a latinoamericanos entrando en Estados Unidos, judíos abandonando la antigua Unión Soviética, kosovares huyendo a Albania, refugiados hutus de Ruanda, así como los primeros refugiados por mar, árabes y subsaharianos intentando cruzar el Mediterráneo para pisar Europa. Sus imágenes presentan a personas que saben adónde quieren ir y a otras que simplemente huyen, contentas de estar vivas y lo bastante fuertes para escapar. Los rostros muestran dignidad y compasión en las circunstancias más amargas, pero también el rastro devastador de la violencia, el odio y la codicia.

Disponible en la Red de Bibliotecas del CSIC

Las nubes, de Aristófanes

las nubes de aristófanes

Las nubes (en griego clásico, Νεφέλαι) es una comedia temprana dentro de la obra del autor ateniense Aristófanes. En ella se esboza una fuerte crítica de los sofistas y sus enseñanzas, y no faltan los temas y personajes de moda de la Atenas de finales del siglo V a. C. La obra es especialmente conocida por albergar la referencia histórica más antigua sobre la figura de Sócrates.

La obra gira en torno a dos personajes: un padre, Estrepsíades (Στρεψιάδης), y su hijo Fidípides (Φειδιππίδης), cuya afición la hípica y los caballos acaba por sumir a su padre en deudas, quien, como consecuencia, acaba por idear un plan que implica enviar a Fidípides a la Escuela Sofista de Sócrates (despectivamente anunciada como “el Pensadero”) con objeto de formarle argumentativamente para repeler a los acreedores.

Repleta de peripecias, la obra aprovecha para ridiculizar y satirizar la figura de Sócrates y la de los sofistas esbozando un retrato muy alejado del canon establecido por Platón o dibujado por Jenofonte y desarrollando una feroz crítica desde posiciones conservadoras a lo que consideraba una amenaza educativa y formativa para las nuevas generaciones.

 

Las nubes puede leerse en alguna de las versiones digitales que se pueden encontrar por Internet y, como siempre, se encuentra disponible en la Red de Bibliotecas del CSIC

Elemental, queridos humanos

elemental

“Elemental, queridos humanos. Vida y andanzas del ingenioso planeta Tierra” es una obra divulgativa redactada por Juan Luis Arsuaga y Milagros Algaba Suárez, e ilustrada con dibujos de Forges.

Se trata de un entretenido recorrido por la historia de la biosfera desde sus orígenes hasta nuestros días, realizando un especial hincapié en la relación del hombre con la Tierra. Junto a los textos, los geniales dibujos de Forges constituyen una envoltura singular para una obra que nos invita a reflexionar sobre el futuro incierto de nuestro planeta.

Los autores nos recuerdan que no existen soluciones mágicas a los problemas de la humanidad en relación a los recursos naturales, pero sí actitudes, políticas y límites.

Forges remata la obra con su genial sencillez: “Algún día, hijo mío, si no lo cuidamos, todo esto será suyo. ¿De quién papá? De la nada, hijo, de la nada.”

Libro disponible en la Red de Bibliotecas del CSIC

“Poesía, etcétera : puesta a punto”, de Jacques Roubaud

Poesía etc

Es célebre el soneto de Jacques Roubaud, compuesto únicamente por ceros y unos:

La Vie: sonnet

000000  0000  01

011010  111  001

101011  101  001

110011  0011  01

 

000101  0001  01

010101  011  001

010111  001  001

010101  0001  01

 

01 01 01 0010 11

01 01 01 01 01 11

001 001 010 101

 

000 1 0 1 001 00 0

0 0 0 0 0 110 0 0 0 101

0 0 0 0 01 0 0 0 0 0 0

 

Roubaud, que además de escribir es matemático, militó en lo que sería uno de los movimientos literarios más originales del siglo XX: el Movimiento Oulipo. En los diferentes experimentos a que dará lugar este movimiento, cobran una especial relevancia las matemáticas como un elemento clave de construcción literaria -especialmente la combinatoria-, así como las diferentes restricciones (contraintes), muchas veces también matemáticas que, a modo de reto, definen y amplían el eco de su creación.

La combinatoria aparece, por ejemplo, en Cent mille milliards de poèmes (1961), de Raimond Queneau (libro que ya recogimos en este blog en una entrada anterior), en la que cada lector ha de construir su propio poema siguiendo una serie de alternativas a partir de diez sonetos (en total hay 1014maneras). También Perec con El Aumento (L’Augmentation, 1967, que también cuenta con entrada en el blog), un drama combinatorio en el que, a partir de un sencillo planteamiento ‒un empleado va a pedirle un aumento de sueldo a su jefe‒, se recorren todas las posibles situaciones con las que este podría encontrarse hasta agotarlas.

Desde 1966, y junto a estos y otros autores, Roubaud hará de las suyas inventando algunas restricciones oulipianas, como el emir (que utiliza pares de palabras cuyas terminaciones son palíndromas entre sí), el baobab (que obliga a utilizar dos sílabas prefijadas en el mismo verso de un poema), el haiku oulipiano generalizado, la terina silábica y la terina a las tres vocales, entre otras.

Bien es verdad que su obra no siempre ha estado marcada por estos condicionantes y restricciones y ha transitado por otros caminos creativos, incluyendo el del ensayo y la metaliteratura.

Precisamente en Poesía, etcétera: puesta a punto (Hiperion) Roubaud se hace eco, mediante un estilo desenfadado y divertido, de sus reflexiones acerca del fenómeno poético contemplado desde su actualidad. Y lo hace con una riqueza de puntos de vista y de planteamientos poco habitual.

El libro está, como siempre, Disponible en la Red de Bibliotecas del CSIC

Copenhaguen, de Michael Frayn

copenhaguen El núcleo dramático de la obra teatral de Michael Frayn se establece en torno al reencuentro del físico alemán Werner Heisemberg con su antiguo maestro Niels Bohr y su esposa durante la Segunda Guerra mundial (1941) en la capital danesa, en ese momento invadida por las tropas alemanas. Años anteriores ambos habían trabajado juntos y habían revolucionado la física y la mecánica cuántica, abriendo el camino hacia las investigaciones atómicas.

El resultado de ese encuentro nunca se difundió y los temas sobre los que conversaron ambos científicos resultaron desde entonces un enorme interrogante tanto para ciertos sectores científicos como para los políticos, dado que se presupone que Heisenberg estaba trabajando en ese tiempo en construir una bomba atómica. De aquel encuentro hoy sólo nos queda una certeza: aquellas horas que pasaron juntos los distanciaron definitivamente.

La obra comienza cuando el matrimonio Bohr, ya fallecido, comienza a recordar aquel encuentro. “Pero, por qué vino a Copenhague?”, pregunta Margarita, convencida de que “algunas preguntas perduran mucho tiempo después de muertos sus dueños”.

Esta pieza de Michael Frayn -basándose en un libro del periodista Thomas Powers, “La guerra de Heisenberg”- se estrenó en Londres en 1998 y se convirtió en un éxito inmediato, confirmado por el estreno en Broadway dos años más tarde y el Tony al mejor texto teatral del año. Desde entonces, Copenhaguen se ha considerado un texto de culto enmarcado dentro de la rama del teatro científico, ámbito del que trasciende, ya que dibuja una historia apasionante llena de preguntas sobre los vínculos peligrosos entre ciencia y poder y en torno a una conversación que podría haber cambiado la historia reciente de la humanidad. En ella se proyecta directamente una pregunta al lector o al público: “¿un científico tiene el derecho moral de trabajar una investigación sobre la explotación de la energía atómica?”, y se plantea abiertamente el conflicto ético derivado de “poner en manos de los hombres una fuerza absolutamente inmanejable”.

Como apunta Albert Presas, en su artículo “El científico en su papel: ciencia y teatro” (http://quark.prbb.org/28-29/028091.htm) su éxito “va más allá de lo genuinamente teatral para ser motivo de reflexión sobre la imagen de la ciencia y de los científicos en la sociedad y en las artes.”

El texto está publicado en diferentes formatos y se puede leer online o pinchando en el siguiente enlace: Copenhague (1998) de Michael Frayn.

 

 

Mujeres de ciencia, de Rachel Ignotofsky.

1512661119_061191_1512666623_sumario_normal_recorte1

Con Mujeres de ciencia nos encontramos ante una original antología ilustrada de científicas que combina breves y amenas reseñas biográficas con dibujos en los que los colores adquieren una gran importancia, ya que cada una de las científicas es identificada mediante un tono concreto, a la vez que se vertebra visualmente la obra a través de ellos.

Por el libro aparecen, entre otras figuras, la paleontóloga Mary Anning, la precursora de la informática Ada Lovelace, o las científicas permanentemente candidatas al Nobel Lise Meitner (descubridora de la fisión nuclear) o Rosalind Franklin (descubridora visual de la doble hélice del ADN).

Este libro está, como siempre, Disponible en la Red de Bibliotecas del CSIC