Sr. Kubrick, ¿Qué Haría Usted?, de La Prohibida

La_Prohibida-Sr_Kubrick_Que_Haria_Usted_-Frontal-300x300

En 2009 La Prohibida lanzó su segundo disco con el descriptivo título de “Sr. Kubrick, ¿Qué Haría Usted?” (con el sello Susurrando). El disco es, de alguna manera, conceptual, gira alrededor del amor, los astronautas y, en cierto modo, la ciencia. Mezclando algunas referencias básicas del universo de La Prohibida, como el glam, los dibujos animados y el tecno pop, la artista gaditana logra un disco que se mueve en terrenos cercanos al french touch de Air o Daft Punk y a la denominada electrónica fría de Kraftwerk, a los que ya había homenajeado previamente en “Flash” (Susurrando, 2005).

Uno de los aspectos llamativos del disco es el estético, sintetizado en la efectiva portada de Rubenimichi: trajes espaciales, tipografías cirílicas y referencias a la cartelería soviética de El Lissitzky y a las fotografías de Rodchenko.

El disco se abre con la larga introducción de “Terechkova”, que toma nombre de la cosmonauta rusa Valentina Vladimirovna Terechkova, la primera mujer en tripular una nave espacial. En esta canción La Prohibida canta a la soledad en términos espaciales. Otros temas bailables serán “Cuando dos electrones chocan”, “Estás donde tienes que estar” y “Yo en Saturno, tú en Aranjuez”. Otra parte más melódica y baladística del disco arranca con “La conexión” y continúa con la canción que da título al album, una introspección que sigue la estela de “Space Oddity” de Bowie o de “Un astronauta solo, flotando” de Fangoria, una cuasi-filosófica mirada a la soledad humana en el espacio.

Sr. Kubrick, ¿Qué Haría Usted?” es nuestra propuesta de este mes para bailar científicamente: un disco que se mueve en los territorios de la química, los viajes interestelares y los amores imposibles.

El disco puede escucharse completo pinchando sobre el siguiente enlace:

Stimmung, de Karlheinz Stockhausen

Karlheinz Stockhausen Stimmung album

Karlheinz Stockhausen fue un compositor alemán ampliamente reconocido como uno de los mayores visionarios de la música del siglo XX.

Es sobre todo conocido por sus trabajos de música contemporánea y sus innovaciones en música electroacústica, música aleatoria y composición serial.

Fue una de las principales figuras de la denominada como Escuela de Darmstadt y sus teorías y composiciones continúan siendo, aún hoy día, de gran influencia para compositores de todos los espectros y estilos (incluyendo la música popular y el jazz).

Sus obras, compuestas a lo largo de casi sesenta años de carrera, son profundamente experimentales. Además de las obras de música electrónica, sus trabajos van desde realizar miniaturas para cajas de música hasta trabajos para instrumentos solistas, canciones, música de cámara, músicas coral y orquestal e, incluso, un conjunto de siete óperas de larga duración.

Stockhausen recibió numerosos premios y distinciones por sus composiciones, grabaciones y partituras publicadas por su propio sello.

Entre sus composiciones más notables encontramos una serie de diecinueve Klavierstücke (piezas para piano), Kontra-Punkte para diez instrumentos, su electrónica/música concreta Gesang der JünglingeGruppen para tres orquestas, la obra para percusión solista ZyklusKontakte, la cantata Momente, su obra de electrónica en vivo Mikrophonie IHymnenStimmung para seis vocalistas, Aus den sieben TagenMantra para dos pianos y electrónica, TierkreisInori para solistas y orquesta, y su imponente círculo de operas Licht.

Stockhausen alcanzó su cénit en la década de los años 1970, aunque posteriormente continuó produciendo obras tan significativas para la música experimental como Stimmung (1986), en la que seis voces exploran durante setenta minutos las diversas posibilidades de un solo acorde.

El album puede escucharse íntegramente en el siguiente enlace:

Visto en el jueves, de (la doctora) Rocío Márquez

rociomarquez

Rocío Márquez es una cantaora que se define por su tiempo aunque también por su esmerada y laboriosa formación. Para muestra un botón: en el año 2017 defendió su tesis doctoral sobre la técnica vocal del flamenco. Es decir, Rocío Márquez además de cantaora es investigadora y doctora en Flamenco.

En lo que se refiere al flamenco, los científicos hace tiempo que se vienen rompiendo la cabeza para desentrañar las claves fundamentales de este arte, y precisamente Rocío Márquez ha sido una de las personas que ha participado en un estudio muy ilustrativo culminado en el año 2018, el desarrollado por el Grupo de Investigación Tecnología Electrónica e Informática Industrial de la Universidad de Sevilla, dirigido por Carlos León y Joaquín Mora, con el que por fin han conseguido enseñar algo de flamenco a una inteligencia artificial, lo que representó todo un desafío, ya que se trata de un tipo de música caracterizado precisamente por la falta de regularidad.

Para conseguirlo, el equipo se centró únicamente en dos familias de palos: las tonás, de las que estudió deblas y martinetes, y los fandangos de Huelva. Después de las entrevistas a expertos, se generó un cuerpo básico de datos con el que elaborar los modelos y se recurrió a la identificación de patrones mínimos, como si fueran moléculas del sonido, y a la aplicación de una gran cantidad de información y potencia de cálculo.

En este artículo del diario ‘El País’ puede ampliarse la información:

https://elpais.com/tecnologia/2018/04/17/actualidad/1523984078_128302.html

El disco que adorna este mes la sección es el quinto y, hasta el momento, último disco editado por Rocío Márquez y en él propone un ejercicio de memoria, mezclando canciones y cantes, palos y música popular mediante un nexo difuso pero muy personal: haberse topado con ellas en el histórico mercadillo de antigüedades de El Jueves de la calle Feria de Sevilla.

En él hay canciones versionadas de grandes artistas y palos flamencos recreados: Bambino, Rocío Jurado, Paco Ibáñez, Concha Piquer, El Cabrero, Turronero, Pepe Marchena, José Menese y Manuel Vallejo se cruzan y entremezclan con serranas, abandolaos, fandangos, malagueñas, rondeñas, peteneras, bulerías, marianas, romances y rumbas.

En el siguiente vídeo podemos ver y escuchar su presentación por la artista:

Música electroacústica (Cop de Poma 11), de Josep Maria Mestres Quadreny

copDePoma.jpeg

Josep Maria Mestres Quadreny es uno de los más destacados compositores contemporáneos y un miembro relevante de la vanguardia catalana, que se ha caracterizado por su relación creativa con otros creadores como los artistas Joan Miró y Antoni Tàpies o el poeta Joan Brossa.

Formado en ciencias químicas en la Universidad de Barcelona, esa exploración propia de su labor como químico le ha conducido a construir una obra experimental muy sólida, desde la cual se ha proyectado a diferentes espacios de interactuación: teatro, arte plástico…

Su música se distingue por un espíritu de renovación permanente del lenguaje y por la incorporación de nuevas técnicas, tanto en la propia composición como en el uso de instrumentos o sonidos.

La serie Cop de Poma, a la que pertenece “Música electroacústica” comenzó en 1961 a partir de una colaboración con otros artistas plásticos de vanguardia.

Uno de los cortes de este Cop de Poma 11, para hacernos una idea, se titula “Peça per a serra mecànica”. No se lo pierdan…

El disco se puede escuchar completo:

Canciones para una orquesta química, de Los Planetas

los planetas

Canciones para una orquesta química da título a un doble cd recopilatorio con todos los singles y eps publicados por Los Planetas desde su primer ep (Medusa ep, 1993) hasta ¡Dios existe! El rollo mesiánico de Los Planetas (1999).

Con Canciones para una orquesta química, que lleva como subtítulo Singles y EPs 1993–1999, Los Planetas hacían un alto en el camino en la cresta de la ola del llamado indie nacional para concentrar en un solo volumen casi todos sus cortes más tarareables, cresta en la que, por cierto, muchos años después de aquello siguen permaneciendo.

La clave y razón fundamental del álbum estribaba en recopilar los singles y EPs que habían ido publicando en aquel período, algunos de edición limitadísima y de difícil localización.

Todo ello está envuelto en una carpeta diseñada por Javier Aramburu, quien volvía a significarse como un reconocible vehículo de expresión gráfica de la música de la banda.

Se puede escuchar completo en la siguiente pantalla:

Flash Gordon, de Queen

Queen_Flash_GordonNada menos que Queen fueron los encargados de la banda sonora de la película Flash Gordon, dirigida finalmente por Mike Hodges en el año 1980, la cual adaptaba las aventuras del mítico cómic del personaje creado por Alex Raymond (después, por cierto, de los intentos fallidos de George Lucas por conseguir los derechos para adaptarla al cine, fracaso del cual nacería su no menos mítica La Guerra de las Galaxias).

Flash Gordon supone, además, el noveno álbum de estudio de la banda británica. Todas las canciones del álbum, excepto “Flash” y “The Hero“, son instrumentales. El álbum alcanzaría el número 10 en las listas británicas y el número 42 en los Estados Unidos, lo cual refleja una meritoria repercusión para una banda sonora.

Flash Gordon se ha convertido desde entonces y con los años en una de las B.S.O. más carismáticas y conocidas del género de la ciencia ficción de la historia. Y eso pese al discreto éxito -por no decir estruendoso fracaso- de la película.

El album completo se puede escuchar en la siguiente lista de reproducción:

Death magnetic, de Metallica

metallica

Death Magnetic es el noveno álbum de estudio (y decimosegundo en su discografía) de la banda norteamericana Metallica, puesto a la venta el 12 de septiembre de 2008.

Con él trataron de alejarse de las criticas del anterior y un tanto vapuleado “St. Anger” para confeccionar un disco más directo con composiciones más variadas, que se entrocaba de alguna manera con la crudeza del “...And Justice for all” o el “Ride The Lightning”.

La portada, en la que aparecen varias estelas de ondas electromagnéticas, nos presenta además una excusa para realizar algunos apuntes sobre su descubrimiento.

Las primeras bases teóricas de la propagación de ondas electromagnéticas fueron descritas por primera vez por James Clerk Maxwell en un documento dirigido a la Royal Society. titulado “Una teoría dinámica del campo electromagnético”, en el cual recopilaba su trabajo entre los años 1861 y 1865.

Sin embargo sería Heinrich Rudolf Hertz quien el 5 de enero de 1940 validaría experimentalmente la teoría de Maxwell, demostrando que la radiación de radio tenía todas las propiedades de las ondas y descubriendo que las ecuaciones electromagnéticas podían ser reformuladas en una ecuación diferencial parcial denominada ecuación de onda. La radio es una tecnología que posibilita la transmisión de señales mediante la modulación de ondas electromagnéticas. Estas ondas no requieren un medio físico de transporte, por lo que pueden propagarse tanto a través del aire como del espacio vacío.

El disco “de las ondas” de Metallica puede escucharse completo pinchando sobre la siguiente pantalla: