Maria Sibylla Merian: la mujer que hizo bella la ciencia

Conocida como la mujer que hizo bella la ciencia, Maria Sibylla Merian fue una naturalista e ilustradora científica del siglo XVII. Publicó su primer libro de ilustraciones a los 28 años, provocando la fascinación a todo lo largo y ancho de Europa. Posteriormente viajaría hasta Sudamérica para pintar, estudiar e investigar. Sus ilustraciones de la metamorfosis de una mariposa, por ejemplo, son consideradas hoy como el vértice visual de su gran contribución al campo de la entomología.

Si bien ignorada durante largo tiempo, Maria Sibylla Merian es considerada actualmente como una de las más importantes pioneras de la entomología moderna, gracias a sus detalladas observaciones y descripciones, como la citada de la metamorfosis de las mariposas. Actualmente la especie Catasticta sibyllae, lepidóptera de Panamá recientemente descrita, lleva su nombre en honor a los aportes de Maria Sibylla Merian para la entomología neotropical.

El trabajo de Merian es notable y muy significativo. Por ejemplo, la publicación de La oruga, maravillosa transformación y extraña alimentación floral en alemán, la hizo enormemente popular en los gabinetes académicos de la época a la vez que le generó cierta distancia con sus colegas contemporáneos, ya que la lengua oficial para la ciencia era entonces sin duda el latín.

Paralelamente a la metamorfosis, Maria Sibylla Merian describió también múltiples detalles de la evolución y vida de los insectos. Mostró, por ejemplo, que cada oruga depende de un pequeño número de plantas para su alimentación y que, por lo tanto, los huevos eran puestos cerca de esas plantas. Este trabajo hizo de ella una de las primeras naturalistas que realmente observaba los insectos, lo que le permitiría descubrir muchos aspectos sobre su desarrollo.

Continuar su investigación en Surinam fue todo un desafío de época y de género. En general, sus contemporáneos viajaban a las colonias para encontrar ejemplares, emprender y ampliar colecciones y trabajar sobre estas. Los viajes científicos no eran tan habituales en aquel momento, de modo que el proyecto de Maria fue tomado como una excentricidad.

En Surinam consiguió describir toda una serie de animales y plantas completamente desconocidos, los cuales fueron representados con todo lujo de detalles. Su clasificación de las mariposas nocturnas y diurnas (que llamaba mariposas-capillas y mariposas-lechuzas) permanece vigente hoy en día.

Los dibujos de plantas, serpientes, arañas, iguanas y coleópteros tropicales realizados por su mano son percibidos incluso hoy en día como verdaderas obras de arte. La palabra alemana Vogelspinne (migale), literalmente araña-pájaro, deriva probablemente de uno de sus grabados ―inspirado en uno de los bocetos de Surinam― que representa una enorme araña capturando a un pájaro.

Más info sobre Maria Sibylla Merian en este interesante artículo:

https://principia.io/2015/08/06/la-cientifica-de-las-mariposas.IjE2MiI/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s