Electric Bath, de Don Ellis (las matemáticas en el jazz)

Electric_BathDon Ellis (1934-1978) fue un talentoso trompetista de jazz un tanto inclasificable, considerado un auténtico iluminado de la década de los sesenta y setenta del siglo pasado, heterodoxo, inquieto, creativo y vanguardista.

Además de su obra musical, ejerció de teórico musicólogo, publicando un gran número de artículos y varias obras significativas, entre ellas The new rhythm book (1972), y Cuartos de tono: Un texto con ejemplos musicales, ejercicios y estudios (1975).

Durante un primer periodo (1960-1963), Ellis grabó varios discos como titular, con músicos como Jacki Byard, Ron Carter, Paul Bley, Gary Peackock o Eric Dolphy. En estas grabaciones, Ellis se dedica a realizar experimentos con el tempo y la tonalidad, dentro de una dinámica generalizada en la época, cercana al free jazz, estilo del que posteriormente se acabaría distanciando.

A partir de 1965 comienza a trabajar con compases poco usuales, extraídos de la música folclórica y de desarrollos matemáticos de los tempos tradicionales, proyectándose en este terreno mucho más lejos de lo que había llegado cualquier músico anterior, tocando en metros como 19/8 (interpretado en divisiones de 3-3-2-2-2-1-2-2-2) y otros aún más largos (hasta 85). Algunos de sus ritmos se planteaban como ecuaciones matemáticas, como un blues en ritmo de 11/4, ejecutado como 32/3/4 y, ello, con verdadero swing.​ Ellis movía a su big band por este tipo de compases, de forma sencilla y ligera. En 1967 se publica un nuevo álbum de la banda, grabado en directo en varios festivales de la costa Oeste, bajo el título de Live in 32/3/4 (Pacific Jazz).

El productor de Columbia, John H. Hammond, ficha a la banda y edita su primer disco en estudio, Electric Bath, en septiembre de 1967. El álbum tiene una recepción magnífica por parte de la crítica (es nominado a los Premios Grammy de ese año, y obtiene el galardón como Mejor disco de jazz del año en Down Beat), pero también por parte del público, alcanzando el nº 8 en el Jazz Top de Billboard.

Electric bath, en conclusión, supuso la primera entrada de Don Ellis en un gran estudio de grabación con una big band y la apertura a la influencia en alguno de los pasajes al mundo del rock, además de la profundización en las esencias matemáticas de sus composiciones.

Un disco especialmente recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s