Jorge Oteiza, método científico y arte: El Ser estético

Apertura por conjunción cuboides vacios

En la obra de Jorge de Oteiza se cruzan (si no lo están ya, respectivamente) continuamente arte y ciencia. Ya como teórico, ya como artista, asumiría desde muy temprano que la experimentación de la forma y del pensamiento artístico era la tarea fundamental del artista. Así, el producto artístico final, la obra de arte, sería tanto como la solución a un problema formal que se resolvía a través de la experimentación de la forma.

Al igual que para un científico la publicación de sus resultados de investigación en el laboratorio se convierte en una parte de un proceso mucho más amplio y complejo, para Oteiza la obra de arte supone la publicación final del resultado de un estudio, de un proceso de investigación y descubrimiento enormemente vasto y exhaustivo.

Oteiza estaba interesado en la ciencia y en la investigación como metodología para llegar al arte y llega incluso a formular el proceso de creación artística con ecuaciones matemáticas, que él denominaba ecuaciones moleculares.

De hecho, el propio Oteiza confeccionó una herramienta interpretativa a imagen de sus preocupaciones con una intencionalidad universal en el arte: la ecuación molecular del Ser estético.
“La obra de arte responde en su verdadero resultado a una voluntad superior del
hombre. […] Solamente a veces el hombre, encerrado con su vida y su muerte en esta
incesante actividad con su mundo, logra expulsar a la realidad unos seres –producto
artístico- que sobrenadan el río de recuerdos y desaparecidos que es la historia, y que
permanecen latiendo, resistiendo misteriosamente a la muerte […] Toda esta clase
de objetos tiene un mismo ser, el Ser estético”.
Para Oteiza, el análisis de este Ser estético obedece al intento por constituir una
ciencia del arte independiente, una Estética Objetiva, dentro de la cual el “por qué se
hace” el Ser estético y el “qué se consigue” es abordado por una metafísica del arte,
al mismo tiempo que el “con qué se hace” y el “cómo se hace” se tratan mediante
una ontología formal del arte.
La solución a estas interrogantes darán como resultado una estructura constante de los seres estéticos, cuya principal peculiaridad es doble: por un lado, desvelan por sí mismos la época histórica en que fueron llevados a cabo pero, por otro, parecen planear por encima de la propia historia, como eximidos del tiempo. Y es que, en última instancia, la voluntad de burlar a la muerte es lo que incita a la capacidad creativa del hombre y su impulso por realizar este tipo de seres. Se tratará, por tanto, de una “ecuación existencial” cuya finalidad metafísica viene determinada por una voluntad de salvación, de correspondencia con lo trascendente por medio del vector creativo, en la que la combinación de los factores fundamentales darán como resultado el Ser estético.
Para dar con estos factores fundamentales, Oteiza recupera los resultados de la Filosofía y la Teoría de los objetos con el fin de establecer una tríada ontológica de los seres o factores fundamentales de dicha ecuación. Estos factores serán los seres reales, los seres ideales y los seres vitales.
1. Los seres reales, son las formas sensibles de la naturaleza, aquello que percibimos con nuestros sentidos, la roca o el sonido.
2. Los seres ideales, son los objetos matemáticos y geométricos, elementos pertenecientes a la conciencia e inexistentes, por tanto, en la naturaleza.
3. Los seres vitales, son la vida, la convivencia, los sentimientos.
La ecuación será representada por Oteiza de la siguiente forma:
“(1) = SR = seres reales                           factor sensible                   lo que se ve
(2) = SI = seres ideales                            factor intelectual              lo que se piensa
(3) = SV = seres vitales                            factor vital                          lo que se siente
(4) = SE = Ser estético                             producto artístico             lo que se inmortaliza
El (4) resulta la solución de una ecuación con dos incógnitas:
SE = x · y donde (x) son una clase de seres con valores básicos e incompletos
estéticamente y donde (y) son los valores finales y absolutos del SE.
(1) · (2) = x
x = valores plásticos = arte abstracto
x · (3) = y
y = valores estéticos (SE)
(1 · 2) 3 = (4)”
Tal y como obser vamos en la fórmula, hay una doble operación estética. En un primer momento de la ecuación se produce la síntesis entre los seres reales y los ideales, dando como resultado una nueva naturaleza de ser, que Oteiza denominará lo abstracto. En el caso de la estatua, dirá Oteiza, el choque entre el bulto natural y el volumen geométrico producen, en su alteración mutua, un nuevo estado, el estado plástico, abstracto o binario, arte relativo. Aunque incompleta, en esta primera solución estará, según Oteiza, la verdadera dificultad de la creación del artista. Y en la segunda operación, lo abstracto colisiona con los seres vitales, con la vida, produciendo una última alteración que dará lugar a la obra de arte, como compuesto ternario o sal estética, arte absoluto.
SR + SI + SV + [V?] = X = SE
La esfera ontológica de los seres vitales y la perteneciente al mundo de los valores(aunque aparezcan gráficamente dentro de la ecuación con una interrogación, Oteiza concluye que los valores [V] son resultado de la operación, no contenido de la misma) habrían sido las más estudiadas por la filosofía. Sin embargo, el propósito de la Estética Objetiva como ciencia particular sería abordar los problemas internos de la práctica del arte como interrelación de estas tres esferas ontológicas con el fin de estudiar sus variaciones y resultados en el Ser estético, que es lo común a todas las obras de arte. En resumen, se trata de una ecuación de dos términos: uno formado por los tres factores o realidades fundamentales, que el artista pondrá en juego con afán creador, y otro vacío, a la espera de que el artista lo ocupe con el resultado de las operaciones mencionadas, cuyo producto es la obra, resultado de los problemas fundamentales del laboratorio para hallar la solución existencial, para trascender espiritualmente, para curar.
En el siguiente vídeo, el propio Oteiza explica algo más el concepto del Ser estético:

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s