21 Setmana de la Ciència

Del 11 al 2o de novembre se celebrarà a Catalunya la 21a Setmana de la Ciència, una celebració que es realitza en tota Espanya al llarg del mes de novembre.
Durant la Setmana de la Ciència se celebraran tot un munt d’activitats de divulgació científica:  Jornades de portes obertes, exposicions, xerrades, jocs, tallers científics… tot un ventall de possibilitats al teu abast.
Enguany els temes centrals de l’edició de 2016 són, d’una banda, els llegums, amb motiu de la celebració de l’Any Internacional dels Llegums; la cartografia, amb motiu de la celebració de l’Any Internacional del Mapa; i la relació global/local amb motiu de la celebració de l’Any Internacional de l’Entesa Mundial.
La Setmana de la Ciència és una iniciativa coordinada per la Fundació Catalana per a la Recerca i la Innovació.

Ressenyar que el CID tindrà un paper destacat en l’oferta d’activitats, amb alguns dels nostres investigadors compartint els fruits del seu treball. No l’hi perdin.
Poden veure el programa complet d’activitats aquí:

http://www.fundaciorecerca.cat/setmanaciencia/frontend/

“Los embajadores” de Holbein y la Anamorfosis

El magnífico cuadro que estamos observando se titula Los embajadores (1533) y es una de las obras más famosas de Holbein el Joven (1497-1543). Representa a dos jóvenes ricos y poderosos: el de la izquierda es Jean de Dinteville  (1504-1555), embajador francés en Inglaterra, y el de la izquierda es Georges de Selve (1508-1541), obispo de Lavaur.

Entre los dos hombres aparecen diversos objetos, todos relacionados con la simbología del poder (tanto laico como eclesiástico) y del conocimiento científico (relojes solares, un globo terráqueo, instrumentos de navegación y de astronomía, libros…). Sin embargo, lo que nos llama especialmente la atención es un enigmático objeto blanco que aparece en primer plano, en el centro del cuadro.

Antes de averiguar más sobre él, analizaremos el contexto en el que se concibe y ejecuta esta obra.

Un detalle muy interesante de la escena representada por Holbein es que está datada con gran precisión: 11 de abril de 1533. Poco tiempo antes, Enrique VIII había solicitado al papa Clemente VII la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón, ya que de su unión no había nacido ningún heredero varón. El papa no accede a esta petición, lo que no impedirá al monarca desposar en secreto a Ana Bolena el 25 de enero de 1533. A principios de abril, Thomas Cranmer, el arzobispo de Canterbury, anula el matrimonio con Catalina y declara a Ana Bolena Reina de Inglaterra. Este hecho no tiene precedentes, y de él se derivan una serie de convulsiones geopolíticas, la primera de las cuales es el envío de una embajada francesa para intentar una reconciliación con el papa: precisamente dos de estos embajadores son los representados en el cuadro.

Bien, ya sabemos algo más ¿pero qué ocurre con ese objeto? ¿Qué hace allí?

Efectivamente, si nos fijamos con atención, comprobaremos que se trata de un cráneo deformado.  Holbein produce este curioso efecto por medio de una técnica llamada anamorfosis oblicua: así, la imagen se reconoce cuando la persona que mira el cuadro se coloca en el lado lateral de la obra para mirarla oblicuamente. O bien si usa una simple cuchara o algún objeto curvo que refleje la imagen que le permita contemplar la calavera en sus dimensiones correctas.

¿Qué es una anamorfosis por tanto? Consiste en la representación de figuras o elementos distorsionados, los cuales sólo pueden ser contemplados correctamente desde una determinada perspectiva. Es una deformación reversible de una imagen a través de procedimientos matemáticos u ópticos.

¿Y una anamorfosis oblicua? Es una imagen que se construye proyectando una figura sobre un plano oblicuo,  simulando un objeto bien diferente -incluso desprovisto de sentido- si no se mira desde el punto de vista excéntrico adoptado para la proyección.

Para entenderlo mejor podemos observar el siguiente grabado de Durero, y en élcomprobaremos que el artista utiliza un velo de Alberti -un marco de forma rectangular dividido mediante hilos tensados en cuadrados menores y colocado perpendicularmente al objeto a representar- para reproducir a la modelo conservando de manera correcta las proporciones.

Si se hace el dibujo colocando el marco de forma inclinada, se obtiene una anamorfosis oblicua:

Esto es lo que hace Holbein en el cuadro para disimular la calavera…

Bien, y nos queda una última pregunta ¿pero qué simboliza este objeto?

En principio, el uso de calaveras como representación de la muerte del hombre, de la fugacidad de la vida humana o el rápido paso del tiempo, fue muy utilizado por los artistas del Renacimiento. Surgió así una representación pictórica conocida como Vanitas y que encierra todo este simbolismo en pinturas, esculturas y todo tipo de manifestaciones artísticas.

Su denominación procede de un pasaje del Eclesiastés (1,2): Vanitas vanitatum omnia vanitas (Vanidad de vanidades, todo es vanidad) y se usó pictóricamente para introducir una reflexión sobre la fugacidad de la vida y la inutilidad de los placeres mundanos ante la certeza de la muerte.

En el cuadro de Holbein, esta Vanitas ocupa la parte principal del cuadro, como un elemento que distorsiona la armonía del conjunto y que confunde al observador mediante la inclusión de la anamorfosis. Una de las hipótesis más probable es que este elemento y su tratamiento estético aluda a la fugacidad y a la muerte de la dinastía, al carecer esta de un heredero varón que la continúe.

Holbein, ya sea por encargo o por inspiración, realiza una obra tremendamente “política”, testimonia su actualidad y nos la proyecta en los siglos. Sin duda sería interesante ver a Holbein interpretando en clave política lo que ha sucedido estos días en el Congreso de los Diputados y observar el lugar en el que colocaría la Vanitas. Lo que se ha perdido Holbein…

 

La tragedia de Louis Pasteur, de William Dieterle

La tragedia de Louis PasteurEste mes retomamos el biopic científico con un filme de 1935, dirigido por William Dieterle, que aborda algunos pasajes de la vida de Louis Pasteur -y, también, cómo no, de los comienzos de la microbiología-.

En la cinta se nos muestra, de forma sumamente clara y concisa, con un magnifico ritmo de realización, la vida y obra de este hombre y el impacto que tuvieron sus descubrimientos en el desarrollo del conocimiento en estos campos.

Asimismo, la película aborda la ignorancia, fundamentalismo e intolerancia que sufrió por parte del “establishment” médico de la época, contraponiendo la estrechez de miras de este con la fragorosa voluntad rupturista de Pasteur.

Paul Muni as Louis Pasteur ~ ORIGINAL 1936 scene stil
Es destacable el trabajo del actor principal: Paul Muni, que ya era un actor consagrado, sobre todo por el Tony Camonte de “Scarface, el terror del hampa”, de 1932, realiza una extraordinaria actuación, resultando más que creíble en un papel tan alejado de sus anteriores trabajos (de hecho consiguió el Oscar por su excelente labor en esta película). Paul Muni también realizaría posteriormente con Dieterle otra gran película “La vida de Emile Zola”.

Desde luego, enormemente interesante y muy recomendable.

Ficha técnica:

Título original     The Story of Louis Pasteur

Año    1935

Duración   87 min.

Director:   William Dieterle

Guión:   Sheridan Gibney, Pierre Collings

Música:    Bernhard Kaun, Heinz Roemheld

Fotografía:    Tony Gaudio (B&W)

Reparto:  Paul Muni, Josephine Hutchinson, Anita Louise, Donald Woods, Fritz Leiber, Henry O’Neill, Porter Hall, Raymond Brown, Akim Tamiroff, Halliwell Hobbes, Frank Reicher, Walter Kingsford

Productora     Warner Bros. Pictures

Es posible ver la película completa pinchando aquí:

 

The 2nd law, de Muse

Resultado de imagen de the 2nd law museEste mes retomamos nuestro pequeño recorrido por aquellas portadas de discos que, de alguna manera, se encuentran relacionadas con la ciencia. En este caso, con el album de Muse, “The 2nd law”, en cuya portada podemos observar una imagen espectacular: nada más y nada menos que las vías del cerebro humano, una imagen tomada del Proyecto Conectoma Humano.

The 2nd Law es el nombre del sexto disco de la banda británica Muse, después de The Resistance (2012). También se trata, por cierto, el primer álbum en el que Chris Wolstenholme se convierte en voz principal en dos canciones.

Al igual que en The Resistance, el álbum cierra con una canción en dos partes. Así, The 2nd Law: Unsustainable comienza con una sección orquestal con énfasis coral, que poco a poco se acumula a un clímax. Durante una acumulación, una voz femenina lee un texto citando a la segunda ley de la termodinámica, de la cual se concluye que la vida humana “establecida bajo un sistema de crecimiento infinito resulta Insostenible.”

La letra completa de la canción es la siguiente:

All natural and technological
Processes proceed in such
a way that the availability of the
remaining energy decreases In all energy exchanges, if no energy
enters or leaves an isolated system
the entropy of that system increases

Energy continuously flows from being
concentrated to becoming dispersed
spread out, wasted and useless

New energy cannot be
created and high-grade
energy is being destroyed

An economy based on endless
growth is unsustainable

Unsu…
Unsustainable

The fundamental laws of
thermodynamics will place fixed
limits on technological innovation
and human advancement

In an isolated system, the entropy
can only increase
A species set on endless
growth is unsustainable

Unsu…
Unsustainable

Si no quieres quedarte solo con la portada, es posible escuchar el disco completo aquí:

.

Un antropólogo en Marte: Siete relatos paradójicos, de Oliver Sacks

Considerado uno de los grandes escritores clínicos de los últimos años, Oliver Sacks (fallecido este pasado 2015 en Nueva York) nos presenta en este libro siete casos neurológicos que constituyen una profunda reflexión sobre la consistencia de la identidad y los mecanismos del conocimiento.

Un pintor que tras un accidente de coche deja de ver el color; un cirujano cuyos continuos tics y compulsiones sólo remiten cuando opera o pilota su aeroplano; un hombre que tras toda una vida de ceguera recupera la vista sólo para darse cuenta de que no sabe ver; una profesora autista capaz tan sólo de tratar y comprender a los animales, y a quien la complejidad de las emociones humanas deja tan perpleja que se siente como «un antropólogo en Marte»: éstos son algunos de estos «relatos paradójicos» que nos presentan un aspecto de la existencia que nos sería imposible conocer sin esa anomalía denominada enfermedad.

Para Sacks, que en cierto modo también comparte esa condición de antropólogo en Marte, no se trata tanto de qué enfermedad tiene una persona, sino de cómo la persona se halla atrapada en la enfermedad y sometida a sus leyes, y de cómo todo lo que constituye la identidad sufre un proceso de adaptación para permitirle habitar ese espacio físico alterado que es el propio cuerpo. La tesis que mantiene el autor es que no se trata tanto de «curarse» de la enfermedad, pues algunas de las que aquí aparecen, como el autismo, el síndrome de Tourette, la acromatopsia, no admiten el concepto de curación, sino de aprender a vivir con ella, a pesar de lo grotescos que puedan ser algunos síntomas de lo diferente que pueda sentirse el paciente respecto a los así denominados normales. Todos estos pacientes encuentran en el doctor Sacks no sólo un médico atento, intuitivo y perspicaz, sino a alguien que comparte sus vidas y aplica el método empático de investigación que G. K. Chesterton presentara a través de su personaje más famoso, el padre Brown.

En estas siete parábolas sobre la mutabilidad de la condición humana, Oliver Sacks demuestra otra vez su enorme talento como narrador, su gran cultura y su capacidad para hacer que estos personajes a primera vista estrambóticos acaben pareciéndonos familiares y normales.

Disponible en la Red de Bibliotecas del CSIC

Carne Cruda: Dos españoles candidatos al Premio Nobel

Este mes nos acercamos de nuevo a un programa ya clásico en esta sección, Carne Cruda, y lo hacemos de la mano de dos entrevistas a dos de nuestros más insignes científicos:

Conocido como el Messi de la física cuántica, Ignacio Cirac es uno de los investigadores que encabezan la carrera por desarrollar los ordenadores del futuro. Sus avances en el campo de la computación cuántica le han llevado a competir por el Nobel de Física que de momento se le resiste.

En la carrera por convertirse en el tercer español en conseguir un nobel de ciencia también está   Francis Mójica. El “padre” del conocido como corta y pega genético, una herramienta que permite manipular el ADN de plantas, animales y humanos, competía este año por el Nobel de Medicina y Química pero todavía tendremos que esperar.

Escúchalo aquí:

http://www.eldiario.es/carnecruda/programas/espanoles-candidatos-nobel_6_568053199.html

o aquí:

https://www.ivoox.com/player_ej_13267996_4_1.html?c1=ff6600