El cantor de jazz (la llegada de la voz al cine)

The Jazz Singer 1927 Poster.jpgActualmente permanece la controversia acerca de cuál fue la primera película sonora de la historia: de hecho, el descubrimiento reciente de una cinta de Lee DeForest titulada Imprescindibles y exhibida en el cine Rivoli de Nueva York en 1923 (se trata de una grabación de unos once minutos rodada en 1923 donde aparece una jovencísima Concha Piquer con 16 años recitando y cantando un cuplé andaluz, un fado y una jota) parece convertir nada más y nada menos que a la cantante valenciana en la primera actriz del cine sonoro.

En cualquier caso, la que tradicionalmente se ha considerado como la primera película con sonido sincronizado -y, en realidad, lo seguiría siendo en aquel sentido del concepto película que la entiende dotada de un componente narrativo y no como una mera filmación experimental como es la obra de DeForest- es El cantor de Jazz, la obra protagonizada por Al Jolson y dirigida por Alan Crosland.

La película narrala historia de Jakie, hijo del rabino Rabinowitz, quien, enamorado del jazz, se niega a seguir los pasos de su padre para convertirse en la quinta generación de rabinos de su familia, y decide abandonar la Gran Manzana y trasladarse a la Costa Oeste, a la ciudad de Los Angeles, donde intenta hacerse un hueco como cantante de jazz tocando en bares. Allí conocerá a Mary Dale, una bailarina que le dará todo el apoyo que necesita para llegar a los escenarios de Broadway.

Esta es una adaptación de la obra teatral homónima que fue todo un éxito en Broadway en 1925, y la cinta explora en forma de melodrama musical el arquetipo del enfrentamiento generacional entre padre e hijo que representan alternativamente la tradición y la ruptura que suponen las aspiraciones juveniles de Jakie.

El cantor de jazz tendría dos versiones posteriores, la primera de Michael Curtiz en 1953, con Danny Thomas, y la segunda de Richard Fleischer en 1980, con Neil Diamond.

Aquí sugerimos la primera, la primera también en la que, cuando se movían los labios, la voz surgía como por encanto a través de ellos ellos. No se lo pierdan:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s