En Agosto en el Blog

Pincha sobre cada una de las imágenes para ver el contenido asociado a ella:

Difundir  investigación + biblioteca [I+B]Cartel de El sexto sentido

cousteau_introimage_1

Anuncios

M. C. Escher y las matemáticas

M.C. Escher es, sin duda, uno de los artistas del siglo XX con más repercusión. Una de las razones que explican este hecho es su aproximación inusual a la noción de espacio y a su condición de posibilidad, a sus juegos en el umbral de los límites de la paradoja.

En sus trabajos parece buscar romper las limitaciones que impone el plano al arte, de mostrar como nunca antes se había visto que una superficie bidimensional es capaz de sugerir ilusiones ópticas de gran profundidad.

Escher luchó para encontrar un mecanismo que permitiese dar la impresión de un espacio sin fronteras, de mundos que se transforman sin límite en otros. Frente a una de sus obras podemos llegar a creer que una transformación es de lo más normal y creíble, aunque cuando sucede otra a la primera y observamos el punto inicial vemos que resulta del todo imposible, a pesar de la sensación de naturalidad que nos transmite.

La herramienta fundamental que le permitió indagar en dichos límites fueron las matemáticas. Escher fue un artista inusual, decidido a resolver problemas que parecían interesar más a los matemáticos que a los artistas.

Escher escribió: “Con frecuencia me siento más próximo a los matemáticos que a mis colegas los artistas”. Escher no poseía unos estudios matemáticos extensos ni mucho menos completos. Prefería decir: “Todos mis trabajos son juegos. Juegos serios”. Actualmente, sus obras cuelgan en los despachos de matemáticos y científicos de todo el mundo.

Los dibujos, los ensayos y desarrollos artísticos, las pinturas, los grabados y toda la producción de este artista holandés nos señalan -si estamos dispuestos a jugar, indagar, observar, investigar y entregarnos a las paradojas- incitantes caminos de descubrimiento de la plasmación gráfica de la imposibilidad hecha trazo.

Entre algunas de las otras obsesiones de Escher podemos citar el orden y el caos, lo infinito, la paradoja, la perspectiva, la arquitectura, así como algunas figuras, como las esferas reflectantes o los ensayos sobre la divisón del plano: las denominadas teselaciones.

Las teselaciones: la fascinación de La Alhambra

Una teselación es una regularidad o patrón de figuras que cubre o pavimenta completamente una superficie plana. Cumple con dos requisitos: que no queden huecos y que no se superpongan las figuras. Las teselaciones se crean usando transformaciones isométricas sobre una figura inicial. Distintas culturas en el tiempo han utilizado esta técnica para formar pavimentos o muros de mosaicos en catedrales y palacios. Escher admiraba profundamente las teselaciones del complejo palaciego Alhambra, de Granada, España, y dedicó muchos años de su vida a la creación de diferentes series de teselaciones.

https://marlene99.files.wordpress.com/2007/12/lw411.jpg?w=239&h=239

“Esta mañana estuve en la Alhambra. Disfruté plenamente de esta sublime y aristocrática obra de arte. Por la tarde, regresé allí otra vez y empecé a copiar los adornos mayólicos”.

 

Realizaría dos visitas allí: la primera en 1922, y la segunda y última  en 1936. Un espacio que le fascinó y que marcó un antes y un después en su trayectoria artística.

Desglosando el plano en figuras de pájaros, peces, reptiles y figuras humanas, como en un rompecabezas, Escher lograría incorporar muchas de sus ideas acerca de la división del plano en composiciones memorables: los mosaicos escherianos.

Existe una gran cantidad de material en la red acerca de este artista. Existe, además, una web oficial sobre la figura y obra de Escher que se puede consultar en la siguiente dirección:

http://www.mcescher.com/

El sexto sentido (la española, no vayan a creer)

Cartel de El sexto sentidoPues sí, El sexto sentido es española (o, al menos, la primera película filmada con ese título lo es).

Nemesio Sobrevila, realizador bilbaíno nacido en 1889, firmó con El sexto sentido una de las joyas más desconocidas del cine español . Película muda, de ritmo trepidante y cuidada fotografía, muestra con gran ironía el avance del cine y sus conceptos referenciando, entre otras aportaciones, a las vanguardias y la teoría del cine-ojo. Sobrevila, conocedor de los autores de la época, usa técnicas de Ruttman y Vertov para hacer una crítica soterrada de las corrientes artísticas del momento y del desarrollo industrial y técnico que amenaza con deshumanizarnos.

La película habla de los miedos y deseos, de la necesidad del conocimiento, de la búsqueda de la verdad, de la lucha interna entre lo que uno desea ser y lo que la sociedad le obliga a ser.

Entre los aspectos más reseñables destaca, entre los secundarios, la presencia del personaje Kamus, representado por Ricardo Baroja (el pintor efectivamente, el hermano de don Pío), un científico borrachín y vanidoso que juguetea sin parar con sus prismas y su proyector.


Sobrevila demuestra su calidad como cineasta a través de pinceladas de genialidad, juegos elegantes que anticipan las acciones o engañan al espectador: observen el uso simbólico de los sombreros, las posiciones de los personajes en la escena, el quién tapa a quién y por qué. En definitiva, un descubrimiento inesperado en los orígenes de nuestra filmografía.
Gracias a la difusión de El sexto sentido íntegra por parte de RTVE y a la copia restaurada de la Filmoteca Española esta cinta puede ser contemplada por todo amante del séptimo arte y por los interesados en conocer algunas muestras de los orígenes de nuestro cine.

Véanla pinchando aquí:

http://rtve.es/v/1571029

o sobre la siguiente imagen:

El mundo submarino de Jacques Cousteau

El comandante Cousteau y su equipo, embarcados a bordo del Calypso, visitan el mar Rojo, el océano Índico y el golfo de Adén. Estos lugares son el hogar de una gran variedad de  tiburones. Su objetivo es estudiar a fondo el comportamiento de estos animales y determinar formas de protección de sus mortíferos ataques. Éste estudio es uno de los primeros documentos gráficos que ha contribuido a desvelar las verdades y mitos sobre estas especies de escualos que tanto nos atemorizan.

Otro clásico. Jacques Cousteau buceaba antes de que se pusiera de moda y todo el mundo se interesara en contemplar de primera mano corales y mantas. El carismático comandante Costeau y su barco Calypso recorrían los océanos del planeta descubriendo especies marinas, ecosistemas marinos y barcos hundidos con unas técnicas de grabación enormemente avanzadas para su época.

Cien mil millones de poemas, de Raymond Queneau

En 1961 salió a la luz un libro ya mítico, “Cien mil millones de poemas”, de la pluma (y parece que también de la tijera) de Raymond Queneau. Este libro, insignia del Oulipo (abreviatura de lo que en castellano sería algo así como«taller de literatura potencial») propone 10 sonetos cuyos versos son totalmente combinables y rimables entre sí, proporcionando de este modo hasta 100.000 millones de combinaciones posibles.

El ingenio del asunto es que los versos se pueden combinar de todas las formas posibles,  construyendo un nuevo soneto cada vez, lo que parece otorgar a esta obra el título oficioso y honorífico (aunque dudosamente estimulante para el lector) de libro más largo del mundo.

Imagínense: cada vez que arbitrariamente dispones de cada una de las catorce lengüetas distintas de cada página, sale a la luz un soneto diferente.  El número total de combinaciones posibles que contiene el libro es de 10 elevado a 14, es decir, cien mil millones de poemas distintos.

Empleando sólo 45 segundos en leer cada soneto obtenido, tardaríamos unos doscientos millones de años en acabarnos el libro. Con toda seguridad podemos decir que cada vez que hagamos una nueva combinación seremos los primeros (y probablemente los únicos) en haber leído el soneto elegido.

En su edición original en papel, Queneau dispuso un sistema de lengüetas para hacer la labor combinatoria. Como podéis imaginar, este laborioso sistema ha recibido en la actualidad su réplica con las nuevas tecnologías y ya existen herramientas que suplen el papel con la lógica hipertextual propia de la red. De hecho, existen algunas webs donde poder combinar los sonetos de forma digital.

En la web siguiente se puede experimentar combinando versos en su lengua original, el francés (no los hay en castellano ni en catalán, lo sentimos). Ánimo, probad:

http://www.bevrowe.info/Queneau/QueneauRandom_v4.html

 

La Red de Bibliotecas del CSIC conserva una obra sobre el autor. Pincha aquí y pídela.

Suffer, de Bad religion

Retomamos este mes un nuevo fascículo de “científicos músicos”, en este caso, con Gregory Graffin, cofundador y vocalista de la banda punk-rock californiana Bad Religion.

Graffin se interesaría desde muy joven por la evolución humana y una de las primeras canciones que escribió (We´re Only Going to Die from Our Own Arrogance) estuvo inspirada en uno de los libros que su madre le regaló, “Orígenes” de Ricahrd Lakey y Roger Lewin, donde se detallan estudios paleo-antropológicos. Y así, a los 16 años de edad, comenzó a componer música basada en sus lecturas sobre ciencia.

De esta forma, por un lado, se dedicó a la música: formó Bad Religion en 1979 a la edad de 14 años cuando estaba en la escuela y, por otro, a la ciencia: Graffin se titularía en antropología y geología en la universidad de California, Los Ángeles.

Su trayectoria como músico es esencialmente conocida por su vinculación a Bad Religion: la banda lanzaría un EP titulado “Bad Religion” en 1981 y se disolvería en 1985, para luego reagruparse en 1986. En 1988 lanzaron el disco que nos ocupa, “Suffer”, editado por Epitaph Records, un sello discográfico creado por ellos mismos para lanzar sus discos. Este disco es especialmente emblemático porque representa la aparición de un marcado estilo propio, que algunos denominarían hardcore melódico, basado en gran parte en la melodía del folk y la fuerza del punk, y que sería imitado y popularizado por otras bandas de California a principios de los 90, como Pennywise, NOFX o otras europeas como Millencolin, No Fun at All o Burning Heads.

Los tres discos más populares bajo el sello Epitaph son “No Control”, “Against the Grain” y “Generator”. Graffin grabó un álbum como solista en 1997 titulado “American Lesion” y en 2005 lanza “Cold as the Clay” (Frío Como La Arcilla), compuesto por 11 temas de música folk norteamericana de los siglos XVIII y XIX, acompañados de algunos escritos por él mismo. Mientas tanto, con Bad Religion, había grabado en 2002 “The process of belief”, una trayectoria que actualmente no se ha detenido y cuyo último trabajo (el decimosexto) data de 2013, titulado True North.

Detengámonos ahora en su actividad científica: como decíamos, Graffin se tituló en antropología y geología en la universidad de California. También obtuvo un máster en geología en UCLA y se doctoró en paleontología evolutiva en la Universidad de Cornell con una tesis titulada “Monismo, ateísmo y la visión del mundo del naturalista; perspectivas desde la biología evolutiva”. (Monism, Atheism and the naturalist worldvision: Perspectives from evolutionary biology). Graffin, en su tesis doctoral, se acerca a la filosofía analizando las actitudes de los biólogos evolutivos del mundo sobre la ciencia y la religión. Entre ellos, y entre otros, figuran los reconocidos Richard Dawkins (autor del “Gen Egoísta”) y Richard Lewontin, pionero en la aplicación de técnicas moleculares para el estudio de variaciones genéticas y evolución.

Actualmente, Graffin es profesor de ciencias en la Universidad de California de Los Ángeles, donde vive, y su actividad musical con Bad Religion, como decíamos, permanece viva.

¡Estudiar, investigar o experimentar escuchando a Bad Religion es posible! Que nadie os diga lo contrario…

Exposició “Processos liminals” (Les cares dels CIE)

Processos liminals

Intervencions expositives sobre els CIE a la ciutat de Barcelona

La façana del Centre Cívic Casa Orlandai es converteix en un espai de denúncia amb el projecte “RUIDO Photo: Processos liminals”. Les fotografies, de Pau Coll, mostren els retrats i els testimonis de vuit persones que van ser arrestades només perquè no disposaven de documentació i que van patir abusos mentre esperaven que els deportessin. Agressions, maltractaments, falta d’atenció mèdica i morts que no han estat prou explicades conformen la sòrdida llista d’abusos que s’han documentat a l’interior dels CIE.

Aquesta exposició s’emmarca en la quarta edició del festival DOCfield, el Festival de Fotografia Documental de Barcelona. Es tracta d’una iniciativa col·lectiva i de ciutat, liderada per la fundació Photographic Social Vision, que reconeix el valor social de la fotografia documental i del fotoperiodisme gràcies a un extens programa d’exposicions i activitats.

 

“Processos Liminals” versa sobre la desaparició dels migrants un cop ingressen als Centres d’Internament per a Estrangers. Els CIE són una plataforma per extradir persones que estan a Espanya de manera irregular. Així doncs, és el pas previ que els expulsa del lloc on viuen i els envien al país on vivien. Una deportació que no té en compte l’arrelament, les necessitats, les motivacions de persones que viuen a Espanya. Aquest projecte parteix d’entrevistes i fotografies realitzades per Pau Coll (RUIDO Photo) a immigrants il·legals que van ser reclosos en diferents CIE d’arreu del territori espanyol.

RUIDO Photo és una organització integrada per fotògrafs, periodistes i dissenyadors, que entén el documentalisme com una eina de reflexió i transformació social. És una plataforma des d’on s’exerceix un documentalisme independent, amb un fort contingut social i compromís cultural.

Fotografies: Pau Coll

Proposta expositiva: Roger P. Gironès

Horaris