“Multiviral”, el virus del desasosiego de Calle 13

“Oriol Vall, que se ocupa de los recién nacidos en un hospital de Barcelona, dice que el primer gesto humano es el abrazo. Después de salir al mundo, al principio de sus días, los bebés manotean, como buscando a alguien. Otros médicos, que se ocupan de los ya vividos, dicen que los viejos, al fin de sus días, mueren queriendo alzar los brazos. Y así es la cosa, por muchas vueltas que le demos al asunto, por muchas palabras que le pongamos. A eso, así de simple, se reduce todo: entre dos aleteos, sin más explicación, transcurre el viaje.” 
Así, con estas palabras narradas por Eduardo Galeano, empieza este viaje que es MultiViral, el quinto álbum de Calle 13 y el primero que Calle 13 lanza con su propio sello discográfico, El Abismo.
En biología, un virus (del latín virus, «toxina» o «veneno») es un agente infeccioso microscópico acelular que solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos.
El primer virus conocido, el virus del mosaico del tabaco, fue descubierto por Martinus Beijerinck en 1899, y actualmente se han descrito más de 5000, si bien algunos autores opinan que podrían existir millones de tipos diferentes. Los virus se hallan en casi todos los ecosistemas de la Tierra y son el tipo de entidad biológica más abundante. El estudio de los virus recibe el nombre de virología, y se enclava como una rama de la microbiología.
Con MultiViral, Calle 13 se pone infeccioso y se lanza a la arena de la microbiología social. Nunca sus rimas habían tenido esa facilidad para recoger el pálpito del desasosiego de la calle, y esbozar una interpretación político-musical del tiempo que vivimos. Una frase apócrifa, atribuida a Emma Goldman, podría servir para definir este disco de Calle 13: “Si no puedo bailar, no es mi revolución”.
Y precisamente en esta revolución sí que bailamos mientras Calle 13 se sigue despegando del Reggaeton con el cual despuntaron y la sombra de Asian Dub Foundation sustituye a la de Tego Calderon. Así, MultiViral avanza por esa mezcla que se abrió en los 90, en la que sobre una base de Dancehall cabía casi todo, el Rock, los cambios de ritmo y los riffs para cobijar rimas incómodas y jugosas de letras afiladas como navajas.
Las colaboraciones son, además, diversas y estimulantes: además del ya mencionado y recordado, Eduardo Galeano, Silvio Rodríguez, Tom Morello, el guitarrista de Rage Againts the Machine, así como Julian Assange, el fundador de Wikileaks, y la cantante palestina Kamilya Jubran.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s