Aleksandr Borodín: Danzas Polovtsianas (o Danzas de los pólovtsy),

En 1869 Aleksandr Borodín empezó a trabajar en la composición de su ópera El príncipe Ígor, que es considerada comúnmente su obra más importante. Esta ópera contiene las conocidas Danzas Polovtsianas (o Danzas de los pólovtsy), siendo éste un fragmento comúnmente interpretado por sí mismo, tanto en su versión coral como orquestal. Debido a la enorme carga de trabajo como químico, la ópera quedó inconclusa al momento de su muerte, siendo completada posteriormente por Nikolái Rimski-Kórsakov y Aleksandr Glazunov.

Su dedicación profesional a la música se vio supeditada al trabajo como químico; de ahí su reducida, aunque muy significativa, producción musical.

Su vida fue azarosa ya desde su comienzo mientras que su muerte resultó, cuanto menos, inusual. Fue hijo ilegitimo de un príncipe que lo inscribió como vástago de un sirviente, y murió de un infarto durante un baile en la Academia de San Petersburgo.

Alexandr BorodínFue un hombre de amplias inquietudes y de gran energía. A los quince años se matriculó en  Medicina,  especializándose en química, animado por el profesor estudioso de la anilina Nikolái Zinin. En 1859 se le encargó un estudio sobre unos análisis de aguas minerales en Soligelich, abandonando definitivamente la medicina por la química.

Sus investigaciones se focalizaron en la química orgánica, y propuso algunos procedimientos para la fluoración de compuestos orgánicos. A pesar de ser un compositor reconocido, Borodín siempre se ganó la vida como químico, campo en el cual era bastante respetado, particularmente por su conocimiento de los aldehídos. A Borodín también se le atribuye (junto a Charles A.Wurtz) el descubrimiento de la reacción aldólica, una importante reacción en química orgánica, y de otra reacción química conocida como reacción Borodin-Hunsdiecker. En 1872, participó en la fundación de una escuela de Medicina para mujeres.

En Francia conoció a Bertholet y Pasteur y en Alemania  a Bunsen, Kirchoff, Erlenmeyer, Helmolthz y  Kekulé. Acompañó a Dimitri I. Mendeleev por Europa y participó, formando parte del comité organizador, en el célebre Congreso Internacional de Karlsruhe de 1860.

Musicalmente, con Rimsky Korsakov, Balákirev, Cui, y Mussorgoski, formó el  Grupo de los cinco. En 1869 compone su primera sinfonía y más tarde conoce a Franz Listz, que lo promociona fuera de Rusia.

Entre sus composiciones musicales destacan Cuarteto de cuerda nª 2, Sinfonía alla spagnola, el poema sinfónico  En las estepas de Asia Central y la ópera El príncipe Igor (con sus Danzas Polovtsianas). Una de las melodías de las Polovtsianas fue la banda sonora de la película Un extraño en el paraíso de Vincent Minelli y Stanley Donen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s